Especial "Tocando el timbre", Parte 3: Speed Cups

Espero que os haya dado tiempo de probar los juegos que ya os hemos mostramos en la Parte 1 y Parte 2 de este especial porque os traemos la última parte con uno de los juegos más interesantes de Haim Shafir.

Nombre: Speed Cups
Diseñador: Haim Shafir
Editado por: Mercurio
Jugadores: 2 - 4
Edad: +6
Tiempo: 15´
Dependencia idiomática: No
Fundas: No.
Precio aproximado: 17€
Dónde comprarlo: Speed Cups en Zacatrus

Speed Cups llamó mucho mi atención desde que lo conocí, debido en parte a un vídeo que capta a la perfección y con total naturalidad las reacciones de la gente. En esta reseña intentaré imbuiros de las sensaciones tan buenas que acompañan a este título. Por ejemplo, la maravillosa emoción que te abruma al ser el más rápido de la mesa y pulsar el timbre levantando los brazos involuntariamente. Os invito a descubrirlo por vosotros mismos:



Las reglas son sencillas e intuitivas, como el resto de juegos de Haim Shafir. Se trata de ordenar los cubiletes según el patrón que aparezca en la carta cada ronda. El primero en tocar el timbre una vez coloque los cubiletes, se quedará la carta. Ésta puede tener dos variantes: vertical u horizontal. Cuando se acaben las 24 cartas, ganará aquel que haya conseguido más. Ya que sólo se dispone de estas dos variantes las cartas son repetitivas, llegando al punto de que puede resultar monótono para los más avispados.


Es uno de los juegos familiares por excelencia. En un primer vistazo dará la impresión de ir dirigido a un público exclusivamente infantil: colores llamativos, dibujos inocentes y reglas sencillas. Y efectivamente, así es en parte, pero eso no significa que los mayores no se vayan a divertir igualmente. Rapidez de reflejos, coordinación y nervios de acero serán requisitos imprescindibles para luchar por esas décimas de segundo que te darán la ventaja necesaria en el pulsador. Las reglas se explican en 20 segundos, ésto será decisivo para atraer nuevos jugadores al mundillo. Prepárate para reírte de tus propios fallos, picarte ronda tras ronda por conseguir alguna carta y entretenerte de lo lindo con esos maravillosos 5 cubiletes.

Será una elección imprescindible siempre que haya niños de por medio, reconocer colores y repetir patrones son habilidades que pueden aprenderse desde una temprana edad así como ejercitarse en la madurez. ¡Qué no se os ocurra olvidaros Speed Cups cada vez que os reunáis! Es de esos juegos donde prima el rato tan divertido que pasas sobre el resultado. Recomiendo que tengáis uno siempre disponible en el lugar donde acostumbréis a jugar en grupo. Perfecto mientras esperáis a alguien u os tomáis esa última cerveza o café (cuidado que los vasos pueden volar).


Nunca me puedo resistir a una partida de Speed Cups, es perfecto para calentar motores antes de otros juegos más duros o simplemente como una elección segura en la que sin duda aparecerán las risas. Cuando lo hemos puesto encima de la mesa, la gente se queda expectante, pero una vez empieza a sonar el timbre se palpa el entusiasmo, los espectadores se ponen incluso más nerviosos que los jugadores y no dudan en querer participar en la siguiente. Un punto negativo a destacar es el rango de jugadores, limitándose a cuatro. Su potencial excede los límites de su segmento de mercado, pudiendo convertirse en un party en toda regla, pues comparte las características básicas de este tipo de juegos a excepción del exiguo número de participantes que admite.
Dinámico, sencillo, sensacional juego familiar.
Rango limitado de jugadores, cartas escasas y repetitivas.

Para solucionar esos detalles, los chicos de Mercurio ofrecen una solución interesante a la par que efectiva.

Nombre: Speed Cups² 
Diseñador: Haim Shafir
Editado por: Mercurio
Jugadores: 2 o 6
Edad: +6
Tiempo: 15´
Dependencia idiomática: No
Fundas: No.
Precio aproximado: 8€
Dónde comprarlo: Speed Cups 2 en Zacatrus

De todo lo que os hemos mostrado en el Especial "Tocando el timbre" este es el único que se salta las reglas y no tiene timbre por sí mismo. Estamos hablando de Speed Cups², la segunda parte de Speed Cups que recrea la misma experiencia y sistema de juego en una versión sólo para dos jugadores.

Las reglas son las mismas y las sensaciones idénticas, pero esta vez se tratará de un duelo cara a cara. Para paliar la ausencia de timbre añaden una regla nueva: hay que poner las manos sobre la carta al terminar de colocar los cubiletes, se la queda el primero que la haya puesto. Nosotros, usamos los timbres de otros juegos o en caso de no tener ninguno a mano usaremos elementos reconocibles como el tótem de Jungle Speed. También añaden un cambio importante en las cartas, ahora son mucho más dinámicas al jugar con las perspectivas, ahora debemos atender no sólo al orden y al color sino a otros conceptos tridimensionales como delante, detrás, horizontal y vertical.


Con esta expansión/juego independiente crean una versión mucho más asequible de Speed Cups a la vez que arreglan los dos inconvenientes que mencionábamos anteriormente: ahora podrán jugar hasta seis personas, al combinarlo con la versión básica, lo que aumenta significativamente la competencia y diversión a la par que el alboroto. También soluciona el problema de la monotonía y escasez de cartas, ahora serán casi el doble, además de añadir las nuevas configuraciones agilizando e innovando en cada ronda.

La caja es pequeña y eso influirá en el precio así como a la facilidad para transportarlo. El contenido consta de 10 cubiletes y 19 cartas por unos 8€, un importe estupendo y asequible para todos los bolsillos. Si jugáis con vuestra pareja os recomendamos Speed Cups² pues sus cartas son más dispares, lo mismo pasará si sois dos hermanos o si juegas sobre todo con ese amigo que está deseando probar cosas nuevas. En el caso de tener un grupo mayor necesitaréis Speed Cups pero igualmente os recomendamos esta expansión que mejora mucho la rejugabilidad así como la posibilidad de aumentar el número de participantes hasta seis.


Mi experiencia con Speed Cups fue intensa y lo quemé rápido. Gracias a Speed Cups² ahora las partidas se alargan aumentando la diversión y a menudo las cartas de la expansión te sorprenden. Al ser tan llamativo sólo tengo que desplegar los cubiletes en la mesa para que alguien se siente y empecemos una partida. La capacidad de convertirse rápidamente en un duelo personal lo hace la herramienta perfecta en reuniones de cuñados.

No paséis por alto la oportunidad de participar en el baile a contrarreloj de 30 cubiletes. ¿Qué manos serán las más rápidas?
Idéntico al original. Económico. Transportable. Más dificultad.

4 comentarios:

  1. ¡Hola! Estupenda serie de juegos, cada uno nuevo me gusta más que el anterior. Claros ejemplos de como adultos y niños pueden competir en un juego de mesa. Adoro los juegos de éste tipo. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Con los niños este tipo de juegos hace maravillas, pero es que los mayores se lo pasan incluso mejor. Mercurio ha tenido muy buen ojo con este autor ya que sus juegos casan perfectamente en su línea editorial. Si no los has probado, te los recomiendo encarecidamente pues seguro te van a encantar.

    Gracias por tus comentarios, son un gran apoyo y más sabiendo de nuestra nula periodicidad.

    ResponderEliminar
  3. Lo tendré en cuenta para jugar con mi hija!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cualquiera de los que hemos reseñado en el Especial "Tocando el timbre" estará especialmente recomendado para jugar con niños. Éste último especialmente.

      Si te animas, nos encantaría ver fotos o comentarios con tu experiencia.

      Gracias por comentar.

      Eliminar