Especial "Los niveles de Agrícola"

En esta entrada vamos a analizar las distintas versiones de Agrícola, un juego obra del prolífico Uwe Rosemberg entre cuyos títulos podemos encontrar dos en el top 10 de la BGG. Es común encontrar su nombre en la mayoría de las ludotecas: Caverna, Ora et Labora, Bohnanza, Agrícola, Le Havre...


Conocí Agrícola gracias a su fama y decidí familiarizarme con su mecánica paso a paso para comprenderlo y conocerlo a todos los niveles. El primer pasó me llevo directo a El supermercado del juguete para comprar Agrícola: animales en la granja y su expansión Agrícola: edificios en la granja.

Nombre: Agrícola: animales en la granja
Diseñador: Uwe Rosemberg
Editado por: Homolúdicus/Devir
Edición: Edición española 2012
Jugadores: 2
Edad: 10+
Tiempo: 25´
Dependencia idiomática: No (sólo reglas)
Fundas: No.

No necesitaréis mucho tiempo para comprender por qué Agrícola está tan bien considerado, su mecánica es intuitiva a la par que sencilla y divertida. En esta versión creada específicamente para dos jugadores tendremos que mantener nuestra granja, vallar los pastos para poder llenarlos de animales y construir edificios obteniendo la mayor cantidad posible de puntos. Una experiencia enriquecedora imbuida en una temática encantadora.

Conceptos fáciles de entender por su parecido a la realidad. En Agrícola: animales en la granja dispondréis de dos trabajadores para colocarlos en las distintas casillas del tablero, ésto os proporcionará: recursos de hasta tres tipos diferentes, acciones (construir, colocar vayas, ser el jugador inicial) o un número variable de animales (ovejas, cerdos, vacas y caballos). A lo largo de 8 rondas iréis mejorando vuestra granja hasta que terminado el último turno contaréis los puntos. 


La partida es rápida, no más de 25' y la preparación dura poco. Aun así, falta tiempo: una acción más, coger algún animal para sumar puntos, construir el último establo o vallar ese terreno. Por lo tanto, siempre os quedaréis con ganas de más, añadid a su corta duración la creencia de que a la próxima lo haré mejor para que repitáis más de una vez sin dudarlo. 

Su mayor fuerte es su sencillez. Podrás enseñárselo a gente inexperta en los juegos de mesa y te pedirán repetir seguro. No requerirá de un arsenal de ayudas de juego, ni tendrás que releer las reglas a cada paso, podrás relajarte criando tus ovejas y vacas. Disfruta con el tacto de la madera en tu mano, la forma de cada animal o en como apilarlos dentro de los pastos. Y esto lo he visto cada vez que no quieren usar las fichas que equivalen a 4 animales, siempre quieren meter 16 ovejas en dos cuadrados y 10 caballos en un establos aunque sea uno encima de otro. La sensación de paz y satisfacción cuando terminas y ves todo lo que has construido es genuina, aunque fuera tu primera partida y no tuvieras ni idea de lo que hacías. 

En muy poco tiempo jugando con la editora jefe le hemos dado buen uso y lo hemos amortizamos con creces, consiguió engancharnos muchas tardes enlazando partida tras partida sin parar. Ésto en parte es debido a que la victoria únicamente depende de ti, nada del azar tan presente en otros juegos similares, todo se decide basándose en tu habilidad para organizarte y en tu oportunismo al elegir las acciones.

El diseño de Klemens Franz está en la misma línea de Agrícola, Caverna, Le Havre y Ora et Labora. Sus dibujos son adecuados y le dan un carácter que puede atraer a un público muy diverso. Cuando miréis a las impertérritas ovejas de la portada, todas sujetándoos la mirada os preguntaréis muchas cosas sobre Klemens.


La caja no es muy grande y tiene hueco libre dentro, lo que ayudará a que no pese mucho y se pueda transportar fácilmente. El precio ronda los 22€, apropiado teniendo en cuenta la cantidad de materiales que contiene, todos de madera con unas calidades excelentes.

Antes de comprarlo, buscamos información pero las reseñas no eran concretas o no le daban una importancia relevante. Debido en parte, a las inexistentes expectativas las sensaciones fueron magníficas. Nos lo pasamos en grande y repetimos ese mismo día varias veces. El problema que tiene es que su rejugabilidad es escasa, los edificios y las acciones son siempre los mismos llegando a repetirse las jugadas iniciales e incluso estrategias enteras.

Hay que entender que este juego va dirigido a un público que disfruta con títulos sencillos, partidas rápidas y una preparación escasa. Para aquellos que han descubierto hace poco esta afición o que lo usan esporádicamente como vía de escape. También sirve como opción para enganchar a gente nueva, o gente que como yo goza intentando llenar cada hueco libre con un juego, su corta duración permitirá sacarlo en cualquier rato y a los iniciados no les permitirá aburrirse o cansarse.

Juego sencillo y entretenido, mecánica excelente, temática bien conjugada, partidas muy cortas, fácilmente transportable.
Poco rejugable, opciones limitadas, faltan edificios.

Debido a esa estaticidad compramos también su expansión Agrícola: edificios en la granja que le añade justo lo que le faltaba para ser un juego redondo.

Nombre: Agrícola: edificios en la granja (expansión)
Diseñador: Uwe Rosemberg
Editado por: Homolúdicus/Devir
Edición: Edición española 2013
Jugadores: 2
Edad: 10+
Tiempo: 25´
Dependencia idiomática: Si (reglas para cada edificio)
Fundas: No.

En el siguiente nivel de nuestra escala se encuentra la expansión de Agrícola: animales en la granja. Agrícola: edificios en la granja consigue con pocos componentes mantener intacta la esencia del juego añadiéndole más variables en forma de edificios que irán rotando cada partida.

El juego gana bastante con la expansión, siendo en mi opinión esencial si lo quieres sacar mucho con la misma persona. Las acciones, como ya hemos comentado, son siempre las mismas, la rotación en cada partida de los edificios que se puedan construir le otorgará la rejugabilidad de la que adolecía, además de tener que variar la estrategia para adaptarse y explotar al máximo los puntos y beneficios que otorgan.


La complejidad no aumenta sustancialmente ya que mantiene los mismos símbolos y mecánicas, en cada edificio vendrá resumida su función y por si hubiera alguna duda también está explicado más extensamente en el folleto de reglas. Aunque equilibrados, algunos edificios destacan, por lo que veremos carreras y peleas por el jugador inicial para conseguirlo antes que el rival. Las puntuaciones por partida serán mayores gracias a los beneficios extra de los edificios que nos permitirán aumentar la granja rápidamente si sabemos utilizarlos bien.

El precio varía en torno a los 15€, siendo exagerado para los pocos componentes que incluye: 27 edificios nuevos, un terreno adicional y una loseta de establo. Lo bueno de no incluir apenas materiales es que caben perfectamente en la caja de Agrícola: animales en la granja pudiendo llevar ambos juegos siempre juntos en la misma caja.

Rejugable, fácil de transportar, mantiene la esencia.
Caro, pocos componentes.

Nombre: Agrícola
Diseñador: Uwe Rosemberg
Editado por: Homolúdicus/Devir
Edición: Segunda edición de Homolúdicus 2009
Jugadores: 1-5
Edad: 12+
Tiempo: 30´ por jugador
Dependencia idiomática: No (sólo reglas y algunas cartas)
Fundas: Si. Necesitarás 360 Fundas Eurogame (59 mm X 92 mm) (100 uds) en Zacatrus
Dónde comprarlo: Agrícola en Zacatrus

Una vez tuvimos en nuestras manos el clásico y original Agrícola nos concentramos en aprender los nuevos conceptos que aquí se introducen. Al abrir la caja y ver: la cantidad de materiales diferentes, enormes montones de cartas, habitaciones y campos por arar nos sentimos abrumados por el salto cuantitativo que habíamos dado.

Una vez leí las reglas y probamos el modo familiar, nos dimos cuenta que nuestros temores eran infundados porque la mecánica era la misma que habíamos conocido y sólo difería en la forma de puntuar. Durante 14 rondas colocaremos nuestros trabajadores para: conseguir recursos, construir habitaciones para albergar nuevos miembros de la familia, vallar pastos para nuestros animales y arar campos para sembrarlos y recolectarlos cada cosecha. En general no fue un salto tan grande como temíamos.

Las acciones siguen siendo siempre las mismas pero varía el orden en el que aparecen en cada partida. Además, el tener que alimentar a tus aldeanos cada cosecha te dará un objetivo claro para no perderte entre tantas posibilidades pudiendo construir poco a poco tu granja que es lo verdaderamente divertido. Al final de las partidas en la versión familiar te quedas a medias y con menos de 30 puntos. Unas sensaciones buenas, pero no al nivel de un clásico de tal magnitud.


Dispuestos a averiguar el porqué de su fama nos aventuramos con la versión avanzada que incluye los oficios: panadero, reformador, podador de setos... y las adquisiciones menores que no dejan de ser útiles de la época: el banco para ordeñar, una caña de pescar, un arado y muchos más. Esta ligera variación permite jugar con los montones de cartas que antes mencionábamos y de los que cogeremos siete de cada tipo cada partida. Ahora la rejugabilidad crece exponencialmente ya que estas ventajas te permitirán diseñar estrategias y ayudarán a desarrollarte más rápido sin tener por ello que descuidar la alimentación de tu familia.

La duración de una partida se alargará a razón de 30' por jugador. Los turnos pasarán volando planeando qué hacer a continuación mientras os turnáis para colocar los trabajadores. Sin embargo, los entreturnos serán más largos pues habrá que reponer materiales, animales, comida y los efectos de algunas cartas. Sin el debido sistema para hacerlo pueden llegar a ser pesados o incluso podrías llegar a olvidarte de reponer alguna carta.

Los componentes son de madera y cartón de muy buena calidad y trae aclaraciones y ayudas de juego suficientes para resolver cualquier duda. La caja es bastante pesada y no anima a transportarla debido a que viene repleta de bolsas, materiales y tableros. Además, la cantidad de componentes distintos hará que desplegarlo sobre la mesa se convierta en toda una gesta y lo peor es que habrá que repetirlo al guardarlo. Desde Éxito y Error recomendamos la creación de un inserto para poder montarlo y guardarlo en un tiempo asequible.


El precio en tiendas ronda los 50€ pero vale cada euro que paguéis por él. Un clásico que debería estar en todas las estanterías y que escala perfectamente a cualquier número de jugadores y del que aún nos queda mucho por exprimir. Su mecánica es capaz de abstraerte hasta el punto de ver tu granja y los animales pastando por ella. Una estética que sin llegar a ser brillante te hace sentir como Dios controlándolo todo desde el aire. Un tiempo de duración suficientemente largo para atraparte sin que llegue a ser pesado. Aún tengo que probarlo con más grupos distintos de gente pero estoy seguro de que triunfará en todos los casos.

Lo que distingue a Agrícola sobre otros títulos similares es lo que ofrece a cada jugador. La visión de una granja construida con tus manos, el valor del trabajo duro que la mantiene, el ingenio que has desplegado para conseguir la comida para tu familia, el cariño que le has cogido a tu mascota y al resto de animales incluidos aquellos que has visto nacer, el gozo con tu nueva casa que has ampliado y reformado con tus propias manos. Todos estos pequeños gestos se unen haciéndote disfrutar de una experiencia, sufrirás cuando tus trabajadores pasen hambre y te enorgullecerás al construirles un horno de piedra. Agrícola deleitará a cada jugador sean cuales sean sus pretensiones.

Alimenta a tu familia, llena de animales tus pastos, siembra tus campos y no olvides agrandar la casa para los niños.
Juego entretenido, mecánica excelente, temática bien conjugada, multitud de posibilidades, duración correcta.
Difícil de transportar, engorroso de montar y recoger.

¿Cuál me compro entonces?


Para terminar vamos a enumerar los rasgos principales de estos juegos para ver si merecen la pena tenerlos a ambos, sólo uno o ninguno.
  • El tiempo será su mayor disparidad, llegando el Agrícola a durar tres veces más. Además, la preparación será mucho más lenta y dificultosa. Por lo tanto, recomiendo Agrícola: animales en la granja a aquellos que no dispongan de suficiente tiempo o a los jugadores que prefieran varias partidas cortas a una larga. 
  • Los materiales son muy similares en ambos juegos, sólo cambian los edificios que tiene uno contra los campos y las ampliaciones de la vivienda del otro. 
  • El precio es otro factor crucial, Agrícola con sus 50€ vale el doble que su versión para dos jugadores que no llega a los 25€. El problema es que al añadirle la expansión (imprescindible) sube hasta los 33€ dejándolo al nivel de Agrícola de segunda mano. En precio/componentes gana Agrícola que por un poco más es más versátil.
  • Por número de jugadores no debería haber dudas, Agrícola permite sin problemas de 1 a 5 mientras que Agrícola: animales en la granja sólo es para 2. Si tenéis un grupo de juego la respuesta es Agrícola. En cambio, si pasáis mucho tiempo en pareja os recomiendo Agrícola: animales en la granja. Si bebéis de ambos mundos o sois una pareja jugona, comprad ambos.
  • Ambos tienen un sistema de juego similar, ¿merece la pena tenerlos ambos siendo tan parecidos? Para nosotros la respuesta es SÍ, ambos juegos pueden convivir en la misma ludoteca sin problemas. Y los conjugamos dependiendo del tiempo, el lugar, lo cansados que estemos o la gente que nos acompañe. 



Recomiendo introducirse en los juegos de Uwe cuanto antes y aunque es una experiencia bonita el avanzar por niveles en sus maravillosas mecánicas, entiendo que hay muchos juegos distintos y estos son muy similares. Por eso, creo que será necesario saltar directamente al que creáis más adecuado en cada caso. Pero no podéis olvidar el increíble potencial que tienen todos ellos para iniciar a la gente, desde el más sencillo hasta llegar a manejar juegos muy complejos. Aprende por pasos y con juegos de calidad a colocar trabajadores.

Un pequeño paso hacia Uwe pero un gran paso en los mundos de Agrícola.

8 comentarios:

  1. Muy grande este articulo,muy bien explicado y sin dudas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Significa mucho que os guste, me motiva a la hora de seguir escribiendo.

      Eliminar
  2. Buen repaso! Sin duda lo peor de Agricola es el setup. Para que no sea tedioso al menos dos jugadorrs tienen que ayudar. Por lo demas, el juego perfecto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El set up y los entreturnos añadiría yo, cuando la partida está acabando tienes que rellenar tantas cartas que es inevitable olvidar alguna o rellenar doble alguna, pero como dices esos defectos no empañan la brillantez de su mecánica ni su encanto característico.

      No he probado Agrícola con expansiones, por ejemplo me llama la de Bosques y Cenagales. ¿Cambia mucho la experiencia con expansiones?

      Eliminar
  3. Un articiulo increible. Venia buscando informacion del agricola para 2 y despues de leerlo ya lo tengo todo bastante mas claro. Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho saber que el artículo ha sido de ayuda. Un saludo y a jugar que son dos días.

      Eliminar
  4. Me han dicho que la versión 2016 de Agrícola se pone a la venta el lunes, por si alguien lo estaba esperando!

    ResponderEliminar
  5. Yo la he comprado para Reyes.
    De momento, me he jugado 4 solitarios y 2 partidas con mi mujer. SIN CARTAS. Cada una mejor que la anterior. Creo que sólo nos queda una "familiar" y entraremos de lleno con los Oficios y Adquisiciones menores.
    Saludos. Gran reseña

    ResponderEliminar